domingo, 25 de marzo de 2012

CERRAMOS NUESTRO CICLO EN RADIO CIUDADANA

Nuestro último programa de la temporada
 Invitado: Dr. Luis Miguel Gutiérrez Robledo
Director del Instituto de Geriatría

De izquierda a derecha:  Luis Miguel Gutiérrez, Ernesto Padilla, Rodolfo Jiménez, Elizeth Altamirano y Eduardo Macías

....

domingo, 18 de marzo de 2012

Al sordo hay que gritarle (estoy harta)

video

Programa 12/12 del 18 de Marzo del 2012

El futuro de la Gerontología
Invitado: Maestro Juan Carlos González Llamas
Consultor en Envejecimiento

Para hablar del futuro de la Gerontología, debemos recapitular un poco sobre la trayectoria de esta disciplina. no tanto en términos académicos, sino más bien desde su concepto social y su aplicación en las políticas públicas: Fue en la década de los años 70's cuando a iniciativa de algunas asociaciones y personajes de la vida pública de aquel entonces, que impulsan las primeras acciones para principalmente visibilizar ante la sociedad  a los adultos mayores, entonces simplemente llamados ancianos, en segundo lugar brindar algunos servicios asistenciales, para posteriormente lograr mediante un decreto presidencial la creación de la primera institución pública dedicada a atender a las personas con más de 60 años: El Instituto Nacional de la Senectud.
Si bien aquellas iniciativas fueron un gran avance, su plataforma no fue la mejor para proyectar a futuro políticas que se adaptaran a los nuevos y tan cambiantes tiempos que vivimos; dicho instituto quedo enmarcado por una visión médica y asistencial, ya que dependía del sector salud, adscrito a la entonces llamada Secretaría de Salubridad y Asistencia.
Tuvieron que trascurrir 23 años para que bajo la influencia de los tratados internacionales, en particular la 2a Asamblea Mundial sobre Envejecimiento de Madrid en 2002, para que se manifestara un avance en política pública: La promulgación de leyes locales (Yucatán y Ciudad de México) primero y después a nivel federal, sobre derechos y protección de las personas adultas mayores, así como la reubicación (y cambio de nombre) del INSEN (ahora INAPAM) al sector social e incorporarse acomo organismo descentralizado de la Secretaria de Desarrollo Social. Éste cambio representó un cambio de visión, que sigue en proceso, de la idea de ver a la vejez vinculada a la enfermedad hacia una perspectiva de vejez activa, participativa y sujeta de derechos.  Actualmente son 25 las entidades federativas que cuentan con una ley de la materia, sin embargo y a pesar de esto, no se ha logrado permear en todos los actores pólíticos y sociales una visión basada en un enfoque de derechos, lamentablemente se sigue trabajando y reproduciendo políticas y acciones asistenciales principalmente.
Escasean las iniciativas de educación, participación y vinculación que en verdad empoderen a los viejos en el ejercicio pleno de sus derechos y los conviertan en protagonistas de su propio cambio y el de la sociedad. 
A excepción de las políticas implementadas en la Ciudad de México, que sí logran en alguna medida promover una visión diferente y más acorde con la perspectiva de los derechos y la participación social.
Otra situación de alarma es el desperdicio del tiempo y de los recursos humanos que el país tiene en su bono demográfico, la llamada "ventana de oportunidad" de este bono se está empezando a cerrar cuando no se ha logrado aprovechar esta etapa única para que el país se prepare para enfrentar el envejecimiento de su población que se dará en sus puntos más altos en las décadas de 2040 y 2050.
La Gerontología como disciplina profesional tiene un  gran campo de acción, mucho espacio para desarrollar investigación, aplicación de conocimientos, creación y reproducción de métodos y programas, cada vez se vislumbran más campos fértiles de intervención, sin embargo la inversión pública para el desarrollo de esta disciplina y de sus profesionales no existe en la práctica, los mayores esfuerzos lo están realizando organizaciones de la sociedad civil con escasos recursos y pocos apoyos.
En conclusión el futuro de la Gerontología en México es promisorio pero aún es gris y nublado.
.

domingo, 11 de marzo de 2012

Programa 11/12 del 11 de Marzo del 2012

Violencia de Género desde una perspectiva masculina

Invitado: Víctor Fernández Macgregor

La violencia como ya se ha dicho, tiene muchos matíces, muchos rostros, y también muchas interpretaciones y mitos; la construcción social de la sociedades desde épocas remotas ha basado en casi todas las culturas una relación de poder entre hombres y mujeres, e ineherente a esta relación se han justificado las actitudes violentas. Se ha  asignado un rol a cada persona según su género y en estos roles sociales se han reproducido patrones de conducta que  basan su ejercicio con actitudes y conductas de violencia, más justificadas, e incluso estimuladas, en los varones.
Socialmente al varón se le a hecho creer que debe llevar a cabo un rol de control, de fuerza, de liderazgo, de imposición sobre otros, principalmente sobre las mujeres; a la par al hombre se le ha castrado emocionalmente y se le ha negado la posibilidad de humanizarse, so pena de ser señalado y estigmatizado.
Lo antes dicho apenas nos ayuda a entender parte de la problemática de la violencia de género, que de ninguna manera ayuda a justificarla, ni siquiera añadiendo la inevitable historia de vida personal que también siembra en las personas precedentes familiares y sociales que pueden hacer que una persona sea violenta.
Tampoco confirma que sean solo los varones quienes generen violencia, con otros mátices las mujeres también juegan roles aprendidos de violencia, como sucede al momento de educar o corregir conductas en los hijos.
Desde una perspectiva gerontológica, se ha visto que a edades avanzadas aquellos hombres que ejercieron este rol de hombres violentos (machos) y que de alguna forma dañaron a su familia, a su mujer o a sus hijos e hijas, que dejaron una huella que no se se borró con los años (incluso en algunos casos se acrentó); después cuando han perdido el control y el poder, pasan a ser víctimas de quien él fue victimario: los hijos o las parejas suelen cobrar revancha maltratando y violentándolo.  También puede ser que las mujeres que educaron con mano dura y golpes a sus hijos e hijas, jueguen ahora un rol de víctimas de violencia. Sin olvidar de ningún modo que las personas que han sido violentas no van dejar de serlo solo por haber vivido más años, la bondad o la violencia no son caracteristicas de la vejez sino de la historia de vida.
A la par al movimiento feminista, ha habido hombres preocupados por cambiar esos roles injustos para ambos géneros, preocupados también por generar una nueva forma de relacionarse entre sí sin violencia, con buen trato, con humanismo; convencidos que el trabajo de desahogo y la contención en grupo son una herramienta eficaz para reeducarnos en la construcción de relaciones libres de violencia. 
Actualmente MHORESVI  ofrece un espacio para los hombres de todas las edades que quieran cambiar su forma violenta de vivir.  Su domicilio es Miguel Cervantes Saavedra 4-A, (Casi esquina con Calz. de Tlalpan), Col. Moderna, Del. Benito Juárez, Teléfono:  (55) 9180-4168,  correo electrónico: mhoresvi@yahoo.com.mx 
.

domingo, 4 de marzo de 2012

Programa 10/12 del 04 de Marzo del 2012

PROMOCIÓN DE UNA CULTURA DEL BUEN TRATO
Invitada: Celia Ramírez Posadas
Coordinadora de la FUNBAM

La Fundación para el Bienestar del Adulto Mayor, IAP, desde hace más de 10 años ha impulsado un modelo de atención basado en la educación no formal de las personas, tanto envejecidas como en proceso de envejecer, para ello a editado y publicado una serie de trabajos en donde se abordan los temas más importantes en el ámbito de los mayores; estas publicaciones han sido editadas en dos formatos particulares, Manuales para promotores comunitarios (educadores solidarios) y Antologías.
Con anterioridad se había editado el Manual patra la Prevención del Maltrato y la Violencia, en donde se planteaban tanto el panorama actual de la violencia hacia las personas mayores, como la tipología de estos fenómenos sociales, así como los riesgos y consecuencias que los mismos tienen en los viejos y en la sociedad; como una segunda edición o una re-edición de ese material, la FUNBAM produce ahora un material  denominado Manual para Promover una Cultura de Buen Trato a las Personas Adultas Mayores, en el cual incorpora a los temas mencionados, dos aportes nuevos: Una visión diferente para abordar el tema de Maltrato, proponiendo cambiar el enfoque hacia una actitud pro activa: El buentrato, y no quedarnos centrados en el enfoque del daño sino ir hacia la prevención y la construcción de nuevos patrones de conducta; el segundo aporte es una propuesta concreta para abordar la promoción de una cultura de buen trato a través de nuevas actitudes y formas de relacionarnos entre sí, con los otros y principalmente con los viejos, creando ambientes más favorables, abriendo oportunidades para las relaciones intergeneracionales y fomentando una cultura del respeto y de la tolerancia en el marco de los derechos humanos.
Con este trabajo la FUNBAM mantiene fidelidad a un modelo educativo que considera a los viejos sujetos de cambio y de trascendencia, que reconoce sus capacidades de aprender, de actualizarse, de adaptarse a las nuevas circunstancias y de su derecho a participar.
Estos manuales si bien están escritos para ser apreciados por cualquier persona, la intención es que se conviertan en una herramienta de trabajo para aquellos quienes nos dedicamos al trabajo con los adultos mayores, ya bien en comunidades o en instituciones, para ello la propia FUNBAM realiza cursos y talleres para proporcionar capacitación metodológica para la aplicación de sus materiales.
Informes y contacto: Tel: (55) 56 15 70 06
.

domingo, 26 de febrero de 2012

Programa 09/12 del 26 de Febrero del 2012

REDAM   D F
Red de Adultos Mayores del Distrito Federal
Invitadas: Patricia Rebolledo Rebolledo y  Jovita Osornio Hernández

 Desde hace más de 10 años, un grupo de personas representantes de diversas instituciones dedicadas a brindar atención o servicios a personas mayores, han intentado consolidar una agrupación que los coordine y les de voz ante diferentes instancias y autoridades del ramo, para dar solución a diversas problemáticas asociadas al quehacer gerontológico. No ha sido fácil consensar acuerdos y directrices, a lo largo de estos diez años han tenido alzas y bajas, varios intentos para generar sinergias comunes, actualmente han logrado consolidarse alrededor de treinta instituciones, algunas son asociaciones civiles y otras más son instituciones de asistencia privada, entre sus objetivos se encuentra la posibilidad de constituirse formalmente a fin de contar con  mayor fuerza jurídica, para convertirse en un interlocutor entre estos prestadores de servicios y las instancias de gobierno.
En realidad son más una Red de Instituciones de la Sociedad Civil que de personas adultas mayores, sin embargo como la mayoría de estas instituciones brindan servicios de cuidados y estancia permanente o temporal, creen necesario ser portavoces de los adultos mayores a quienes se les están brindando estos servicios; además de la validez que tiene el buscar apoyos y respuestas a sus propias necesidades, tanto de capacitación como de orientación, asesoría, acompañamiento o incluso financiamiento a determinados proyectos.
Si bien la mayoría son instituciones de cuidados y estancia, también se suman algunas otras que su trabajo se dirige hacia los viejos y sus familias en sus comunidades, que hacen un trabajo educativo y promocional en la prevención de la salud, la recreación o la capacitación en este tema.

Sus datos de contacto: Teléfono (55) 1107 6151, correo electrónico: redadultomayordf@aol.com 
.

domingo, 19 de febrero de 2012

Programa 08/12 del 19 de Febrero del 2012

Salud Mental y Vejez
Invitada: Dra. Zoila Trujillo de los Santos

Para hablar de salud mental debemos antes que nada proponer un concepto que todos podamos entender sobre lo que es la salud mental, es un tanto complejo, sobre todo asociado a la vejez, por la gran cantidad de mitos acerca de ello; una forma sencilla es la siguiente: Una persona goza de salud mental cuando tiene la capacidad de comprender y de razonar juiciosamente ante cualquier situación y sea capaz de resolver problemas cotidianos sin perder la cordura o el control de sus actos.  
Durante mucho tiempo se asoció a la vejez con la perdida de capacidades cognitivas, actualmente se sabe que esto no es verdad, si bien el ser humano vive cambios a lo largo de su proceso de envejecimiento, estos cambios no deben relacionarse con trastornos que tienen otra fuente, como pueden ser una enfermedad, su estado nutricional o incluso su estado emocional; puede ser que se pierda un poco de velocidad en la capacidad de aprender, o de responder, pero esta supuesta lentitud  no es en sí un trastorno; el cerebro humano si se mantiene activo puede seguir desarrollando sus capacidades y acrecentando sus conocimientos y destrezas.
La memoria es sin duda el punto que mayor inquietud causa en las personas cuando se esta envejeciendo, tener olvidos se puede convertir en una señal de alarma, por la asociación que se le ha dado con enfermedades degenerativas como la enfermedad de Alzheimer o la mal llamada "demencia senil", los olvidos no son exclusivos de la personas mayores, ni mucho menos se pueden ver como un síntoma de demencia.
Si bien es cierto que la mayoría de enfermedades degenerativas del cerebro se desarrollan en la vejez, no quiere decir que todos los ancianos las van a desarrollar, la gran mayoría de personas mayores no tendrán ningún problema de este tipo, sin embargo no está de más desarrollar hábitos que nos ayuden a mantener en las mejores condiciones a nuestro cerebro: la  alimentación es el principal sustento, seguida de la actividad física regular y el ejercicio mental cotidiano, sin olvidar mantener relaciones sociales sanas y significativas, así como una vida interior estable y feliz.
Y ese pequeño porcentaje de personas que inevitablemente -por factores genéticos unos, por accidentes o malos hábitos otros- van a desarrollar una enfermedad degenerativa del cerebro, cuentan hoy con medidas terapéuticas y tratamientos que los pueden ayudar, a ellos y a sus familias, a vivir con calidad el proceso de su enfermedad.

domingo, 12 de febrero de 2012

Programa 07/12 del 12 de Febrero del 2012

Un nuevo Modelo de Envejecimiento

Invitados: Javier Robles y Begoña Oyamburu
Mayor es vida

Los invitados son junto con Elizabeth Loyola los autores del libro "Activamente, tras una memoria sin edad", y promotores de una nueva cultura de la vejez y del envejecimiento mismo. Manifiestan una posición y una visión con respecto a este tema muy interesante: No existe hoy en México un modelo de envejecimiento que permita a las personas vivir, para bien, la sobrevida que actualmente ha alcanzado la población con respecto a las generaciones que nos antecedieron.
Por una parte se está de acuerdo en que el aumento en la esperanza de vida es una realidad, y que las personas hoy tienen la opción de vivir sin dudas más allá de los 70 años, incluso muchísimos llegarán a vivir  más. Proporcionalmente eran escasos los viejos longevos en generaciones de nuestros padres y abuelos;  la imagen, así como la idea construida para esa vejez contrasta con la imagen que los viejos actuales están imprimiendo. Sucede algo inédito: nunca en la historia humana se había alcanzado una esperanza de vida como ahora, y nunca en la historia han vivido tantos viejos al mismo tiempo como vivirán durante esta primera mitad  del siglo XXI; estos dos sucesos marcan un nuevo camino, por un lado aprender a envejecer para vivir con mayor placer y disfrute esa sobrevida y por el otro aprender a construir una nueva forma de relación entre los viejos y el resto de la sociedad.
Porque si vamos a vivir más años, pues que estos años no los vivamos en estado de decrepitud y enfermedad, sino que los vivamos lo más saludables, fuertes, activos y creativos que podamos, o sea felices.
Este nuevo paradigma de la vejez trerá consigo una nueva actitud y una nueva imagen de los viejos, con ello, parte del nuevo modelo de envejecimiento se estará reconstruyendo.
La otra parte, tan sustancial como la primera, tiene que ver con las relaciones sociales y políticas que los viejos tendrán que construir y fortalecer; las relaciones intergeneracionales jugarán un papel relevante: los viejos capaces de interactuar con las generaciones de jóvenes, así como de visualizar su rol social con ellos, podrán empoderar su participación, vamos, aquí tenemos que pensar en viejos que ya no sean discriminados, abusados o sub valorados, en base en su propio protagonismo, autovaloración y autoestima.
Una llave para lograr con éxito trasformar esta imagen negativa de vejez en un nuevo modelo de envejecimiento, es conservar lo más posible las capacidades físicas e intelectuales, y aquí la memoria juega un papel trascendente. Ese viejo mito de que la vejez trae consigo de manera "normal" la perdida de memoria y otras capacidades cognitivas,  además de estar muy arraigado en el colectivo social, juega un papel muy importante en la imagen o en el "modelo" que actualmente la mayoría de las personas tiene acerca de la vejez; eso tiene que cambiar, no solo porque es un mito, al que la ciencia se ha encargado de aclarar, sino porque paradójicamente la memoria es el bien más preciado de los viejos, ahí reside su riqueza: su experiencia y sabiduría acumulada está en su memoria, y la memoria, fuera de patologías, puede mantener sus capacidades si se mantiene al cerebro activo y ejercitado.  De tal suerte que los viejos actuales y los que estamos por arribar a esta etapa, debemos mantener las capacidades a su máximo nivel el mayor tiempo posible y asegurarnos de construir un  modelo positivo de vejez para nosotros mismos como para las generaciones que vendrán atrás.
.

domingo, 5 de febrero de 2012

Programa 6/12 del 05 de Febrero del 2012

Psicología de la vejez

Invitados: Psicólogos Alejandro Obregón Hernández y Elizeth Altamirano López

La vida es una secuencia de cambios, todo el tiempo, aún cuando no esté en nuestros planes, estamos cambiando, es más evidente cuando transitamos de una etapa a otra, en cada una afrontamos la necesidad de adaptarnos, y también en cada etapa nuestra psicología cambia; nos percibimos y percibimos el mundo de una manera distinta según la circunstancia que estemos viviendo y como la estamos viviendo.
No se puede generalizar de ningún modo la psicología de los viejos, solo por ese solo hecho de ser viejos, cada historia de cada persona tiene miles de componentes, la suma en cada caso da un resultado diferente, sin embargo si hay aspectos que pueden englobarse en grandes apartados, por ejemplo: todos coincidimos que aún dentro de un proceso de envejecimiento normal y saludable, más aún cuando este es un envejecimiento patológico, existen perdidas en varias esferas de la vida y estas perdidas pueden ser un factor para que se detone un proceso en la psique de las personas mayores: jubilarse, perder estatus económico, perder el rol social, la muerte de la pareja o los amigos, entre muchos más. Este proceso puede llevar a la persona hacia estados emocionales considerados negativos, tristeza, abatimiento, desolación, depresión, etc.
Pero por otro lado también vemos "ganancias" adquiridas con los años, la experiencia, los aprendizajes, los ensayos o incluso los fracasos no porveen de bagajes más ricos para afrontar momentos críticos en la vida, se puede haber desarrollado una capacidad de juicio más maduro y con ello mejorers decisiones que los hacen sentir mejor y a ser valorados. A que nos lleva esto? A observar como la autoestima puede y debe seguir siendo fortalecida a través de la experiencia y el buen uso de ésta en los desafíos que la vejez trae consigo; otro punto importante es la actitud ante la vida, las personas que recién se incorporan a esta etapa de la vida vienen de una generación de ruptura, con una actitud más pro activa, con mayor consciencia de la extensión que su vida puede tener con respecto a sus padres o abuelos y no son, en su mayoría, como aquellas otras generaciones más acostumbradas a esperar que otros les resuelvan. Estas nuevas generaciones van a cambiar la imagen que tenemos de los viejos; y hablar de imagen y autoimagen en la vejez es trascendente en su psicología, es evidente le cúmulo de imagenes sociales y comerciales que moldean los gustos de grandes grupos de población en donde está excluida por completo la imagen de los viejos, a menos que estos sean fuertes y vigorosos, el viejo está marginado en este  y en otros sentidos, menospreciado y devaluado. En parte han sido los propios viejos quienes han permitido que esto suceda, pero no de forma consciente, sino porque, hasta hoy a los viejos no se le ha enseñado a ser viejos, y menos a vivir muchos años en está condición de viejos, recordemos que en las últimas décadas las personas jubiladas han aumentado su esperanza de vida después del retiro en casi 20 años. 
A envejecer se aprende, pero estas generaciones de viejos "viejos", han tenido que aprender solas a vivir su vejez, igual sucede para superar sus problemas emocionales y psicológicos.
La psicología de un viejo estará determinada también de la construcción interna y los lazos hacia el exterior basados en el amor y en las relaciones de afecto que tenga a su alrededor.

domingo, 29 de enero de 2012

Programa 05/12 del 29 de Enero del 2012

LOS OJOS Y EL ENVEJECIMIENTO
Invitado: Dr. Santiago García Arroyo, Cirujano Oftalmólogo
Los ojos suelen presentar cambios asociados con la edad, estos cambios naturales no deben confundirse con patologías en particular, si bien algunas patologías solo se presentan en personas de edad avanzada no quiere decir que todos los viejos tienen que padecer estas enfermedades, es decir, que al igual que en otras áreas de la fisiología humana, existen factores que determinan en cada persona la aparición y desarrollo de enfermedades específicas; tomando en cuenta esto se pueden reconocer una serie de patologías vinculadas con el envejecimiento que debemos reconocer y en su caso prevenir.
La cataratas, la degeneración macular, el glaucoma, las retinopatías, diabética e hipertensiva; carnosidades, trastornos de los párpados, "ojos secos" e infecciones, así como las oclusiones vasculares.
Entre los factores más determinantes que propician estas enfermedades están por supuesto los de orden genético (padres o abuelos que han padecido alguna), los ambientales (exposición a agentes externos, incluidos los accidentes a lo largo de la vida) y los conductuales (hábitos no saludables como el tabaquismo o una mala nutrición). Incluso algunos trastornos de la vista son resultado de una enfermedad previa, como por ejemplo las retinopatías diabética o hipertensiva, y ya sabemos cuales son los factores que desarrollan estas enfermedades.
La funcionalidad de los ojos y su capacidad visual determina en gran medida la calidad de vida de las personas mayores, además de aportar una dosis de seguridad a sus actividades de la vida diaria; el avance y los logros técnicos y científicos de esta especialidad médica brindan en la actualidad soluciones  sorprendentes a la salud visual de los mayores: las cirugías que se practican hoy no tienen comparación con las que se realizaban hace dos décadas tan solo, las microcirugías de cataratas por ejemplo son altamente eficaces, practicamente con molestías mínimas y tiempos de recuperación de solo días, en ese mismo sentido los fármacos también han logrado significativos avances para detener  o enlentecer el avance de padecimientos crónicos e irreversibles como las retinopatías o la degeneración macular (antiangiogénicos). El uso de los rayos laser también ha traído avances importantes, aunque en esta área aún hay mucho que trabajar y que descubrir, es una técnica innovadora pero con mucho campo por perfeccionar.
Aún cuando existen estos grandes avances, la salud de los ojos depende sobre todo de los hábitos y las conductas saludables, en especial el uso que hagamos de la prevención y del autocuidado, la mejor recomendación es realizarse exámenes periódicos aún cuando no se tengan síntomas, en particular se recomienda hacer un estudio de fondo de ojo para detectar a tiempo los cambios no normales en la retina.
APEC IAP,    Dr. Vicente García Torres No. 46, Barrio San Lucas, Coyoacán, Tel: (01 55) 10 84 14 00.

domingo, 22 de enero de 2012

Programa 04/12 del 22 de Enero del 2012

NUTRICIÓN Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE
Invitado: Nutriólogo Horacio Valdovinos Sánchez

La alimentación es una actividad cotidiana e imprescindible de todos los seres humanos en todas sus etapas, la educación y formación que recibimos al respecto es variada y comúnmente basada en mitos y tradiciones, que en ocasiones no ayudan satisfacer nuestras necesidades de nutrición; en las últimas décadas se han vivido  cambios socioculturales que han tenido influencia en los hábitos de consumo, virando  cada vez más hacia el consumo de productos basados en carbohidratos industrializados, conservadores y azúcares.
Para los viejos este fenómeno puede acentuarse por  los pocos ingresos económicos que reciben, este cambio en los hábitos de consumo de alimentos tiene repercusiones importantes en las personas adultas mayores, ha aumentado la prevalencia de viejos obesos y con sobrepeso, ya es conocida la asociación que existe entre esta condición y el desarrollo de enfermedades crónico degenerativas; la natural perdida de masa muscular en la vejez se compromete con este aumento de peso en grasa, generando mayores complicaciones en articulaciones y sistema oseo; además la poca actividad física de los mayores se suma a que la relación entre consumo y gasto de energía de un resultado en favor de la acumulación de sobrepeso.
Otro aspecto a tomar en cuenta en las dietas de los viejos son los cambios que sus cuerpos han tenido, perdida de gusto, de olfato, de capacidad masticatoria por pérdida de piezas dentales o uso de prótesis defectuosas; en algunos casos la convivencia con enfermedades ya adquiridas, como diabetes que obliga a llevar una dieta con bajo consumo de azúcares y grasas; o gastritis crónica, o hipertensión, etc.
Un punto de reflexión es retomar el camino de las frutas y las verduras, en nuestro país: ricas y variadas, con aportes de proteína en cantidades suficientes para contrarrestar la pérdida de masa de muscular, en este sentido las fuentes de proteína son importantes a la hora de elegir una comida, se le encuentra en todas las carnes, las más recomendables son las de pescado, otras proteínas de buena calidad están en las leguminosas, mejores aún si son combinadas con cereal (arroz y frijoles, o lentejas con tortillas, etc.), mención especial tiene el Amaranto que es una especie única que combina ambas propiedades: muy buena proteína con carbohidratos; sin quitarle su importancia a los productos lácteos, aunque aquí habrá que elegir muy bien entre aquellos que además de proeína también contienen altas cantidades de grasa, sodio o incluso lactosa para quien es intolerante a ella.  Dentro de la comida tradicional, que muchos viejos han abandonado y la mayoría de jóvenes deconoce, otra fuente de proteína se encuentra en los insectos, gusanos, charales, acosiles o guajes.
Antes de pensar en consumir complementos alimenticios como mutlivitámínicos o suplementos industrializados para cubrir deficiencias nutricionales, sería conveniente regresar un poco a nuestro pasado, no tan remoto, y retomar algunos hábitos saludables tan simples como aprovechar las frutas y verduras de temporada en forma vasta y sustanciosa.

domingo, 15 de enero de 2012

Programa 03/12 del 15 de enero del 2012

TRASTORNOS DEL SUEÑO Y EL DORMIR
Invitado: Dr. Reyes Haro Valencia

Existen cerca de 80 diferentes trastornos del dormir,  se consideran una patología, ya bien de orden fisiológico, mental o psicológico, estos trastornos pueden presentarse en cualquier etapa de la vida desde los bebés hasta los ancianos. En el caso de los niños por citar solo unos ejemplos, se conoce el síndrome de muerte súbita al dormir que sufren los neonatos cuando están dormidos, el insomnio infantil, sonambulismo, las incontinencias, terrores nocturnos, parasomnias, entre otros. Los jóvenes sufren de insomnio y sobre todo de una alteración en el ritmo circadiano producto de los malos hábitos, actualmente los video juegos, la computadora y las redes sociales (mensajería, twiter, etc.) juegan un papel importante en este tipo de trastorno; esto los puede llevar a otro trastorno conocido como hipersomnia, que es, quedarse dormidos durante el día.
Otro trastorno, quizá el más recurrente, es el ronquido. Durante mucho tiempo se creyó que roncar era señal de que la persona dormía profundamente, pero apenas hace 50 años se empezó a entender el mecanismo del ronquido, y éste es más una señal de alerta de nuestro organismo de que no estamos respirando adecuadamente, que  una señal de un buen descanso. En realidad las personas que roncan no logran llegar a las etapas profundas de descanso.
Además este trastorno está relacionado con otras alteraciones de la salud; él o la rocadora crónica, más aquellas que aparejado al ronquido tienen apneas (dejan de respirar algunos segundos) durante el sueño,  pueden desarrollar hipertensión arterial, poliglobulia, disminución de la memoria y del líbido;  algo sumamente interesante es la relación que existe entre roncar y subir de peso: El sueño esta compuesto por cuatro etapas, cada una con un nivel de relajación cada vez más profundo, en la tercera etapa es donde el cuerpo restaura su energía, pero también en está etapa el cuerpo produce dos hormonas (leptina y grelina) llamadas de la saciedad, que son las que nos ayudan a tener una sensación de saciedad ("estar llenos") cuando comemos, al estar alterada esta producción  se altera también nuestro consumo de alimentos y se convierte en factor de riesgo para el sobre peso y la obesidad. De igual forma son las personas con sobrepeso las que más roncan y se produce entonces un círculo vicioso: A mayor peso más ronquidos; a mayor ronquidos menos descanso y restauración, así como menor producción de las hormonas de la saciedad, que nos lleva a comer más y subir de peso. Esto es algo  que los nutriólogos y bariátras aún no toman en cuenta en sus programas de control de peso.
El insomnio es un trastorno recurrente en las personas de edad avanzada  que tiene diversas causas y su mayor riesgo  es que las personas se queden dormidas de forma involuntaria (hipersomnia) durante el día, incluso mientras llevan a cabo actividades como manejar un vehículo o maquinaria, leer, viajar en un trasporte, etc. y puedan sufrir o provocar un accidente.
La narcolepsia es otro trastorno común que tiene como característica que las personas duermen más durante el día, no necesariamente asociado al insomnio, es un trastorno benigno que obliga a las personas a dormir siestas o cortos periódos, pero estas personas no se quedarán dormidas de forma involuntaria.
Para todas las alteraciones del sueño hay tratamientos especializados, pero incluso nosotros podemos ayudarnos si ponemos en practica algunas recomendaciones de higiene del sueño como regular nuestro horarios de descanso y vigilia, regular la ingesta de alimentos y estimulantes antes de dormir o incluso la actividad física.
Los teléfonos de la Clínica para trastornos del sueño de la UNAM : 56 23 26 90  y  46 23 68 16
.

domingo, 8 de enero de 2012

Programa 02/12 del 08 de Enero del 2012

VITALIDAD Y BUENOS PROPÓSITOS
Invitado: Dr. Rafael Álvarez Cordero
Médico y Escritor

Ya el puro hecho de seguir aquí es para celebrarlo.
Cumplir un ciclo más, un año más, implica dar una hojeada a lo vivido: anhelos alcanzados, sueños realizados, objetivos cumplidos; también para valorar los aprendizajes y experiencias adquiridas; por supuesto reconocer los pendientes y porqué no: el recuento de los daños, las perdidas físicas y emocionales. Pero sobre todo, una vez hecho el corte de caja, replantear el futuro y  volver a proponer las metas y los sueños del próximo ciclo.
Los llamados buenos propósitos de año nuevo, son más allá que una tradición, una estrategia de planificar a futuro, una línea imaginaria que nos lleva a lograr nuevos retos, incluso desde una visión gerontológica podría servir como una plan de autocuidado y prevención.
Proponernos propósitos que nos ayuden a vivir con más calidad y bienestar la etapa de la vejez puede ser sumamente beneficioso y gratificante.
Está comprobado que la práctica de ciertos hábitos puede ayudarnos a vivir con mayor calidad de vida o al menos a reducir los factores de riesgo que pueden llevarnos a desarrollar algún trastorno o enfermedad; estos hábitos saludables deben estar siempre en las listas de buenos propósitos: hacer ejercicio de manera cotidiana, mantener una buena nutrición, realizar actividades gratificantes en buena compañía, acudir con regularidad a revisiones médicas, generales, odontológicas y cognitivas; pero hay otra clase de actividades que tienen más relación con aspectos emocionales que físicos, y pueden llegar a tener igual o más significación para las personas que envejecen: Las actitudes ante la vida y ante la edad.
También se ha demostrado que una actitud positiva puede tener  un impacto muy favorable en la salud de las personas –entre personas centenarias el punto en común no han sido los hábitos saludables sino la actitud ante la vida-  pero sobre todo las actitudes positivas nos crean un ambiente propicio para las relaciones interpersonales y familiares que enriquecen nuestra calidad de vida.
La vitalidad es sin duda una de estas actitudes positivas que nos fortalecen, no olvides incorporarla en tus propósitos de año nuevo y en cada una de tus actividades y relaciones personales:         ¡se vital!

domingo, 1 de enero de 2012

Programa 01/12 del 01 de Enero del 2012

PROGRAMA ESPECIAL DE AÑO NUEVO
Retrasmisión del Radio Teatro
"Nezahualcoyotl"
de Guadalupe Valdivia Polanco